¿QUÉ ES EL FÚTBOL?

En un partido de fútbol participan dos equipos: cada uno de ellos tiene 11 jugadores.

Lo único que necesitan esos dos equipos para jugar es una pelota o balón, y dos porterías. Ganará el equipo que marque más goles. Para marcar un gol hay que conseguir meter el balón en la portería del otro equipo. Parece fácil, ¿no? Ya, pero es que solo se pueden utilizar los pies (bueno, un jugador de cada equipo, el portero, puede usar las manos, pero solo para evitar los goles en su portería). El campo de juego o cancha ideal es de hierba, pero se puede jugar en otro tipo de superficies, como la tierra.

Existen otras muchas normas, alguna un poco más difícil (como la del fuera de juego). Para que se respeten esas normas, los partidos están dirigidos por árbitros. Cuando un jugador no respeta alguna norma del reglamento, su equipo es castigado con un tiro libre (un penalti, si ha cometido una falta en el área de su portería). Además, el árbitro puede enseñar a ese jugador una tarjeta amarilla (advirtiéndole para que no siga cometiendo ese tipo de acciones) o roja (si su falta ha sido muy grave, o le han enseñado dos tarjetas amarillas). Cuando a un jugador le muestran la tarjeta roja, debe irse del campo (su equipo no puede sacar otro jugador para sustituirle, así que se queda con uno menos).